Crisis social eleva en hasta 70 % el precio de seguros por nuevo riesgo “socio-político”

Juan Ignacio Álvarez.

El gerente general de Unnio Seguros Generales, Juan Ignacio Álvarez, anticipó que las reaseguradoras internacionales ya están aplicando nuevas tarifas en la renovación de contratos con las aseguradoras chilenas. La crisis social que comenzó en Chile el pasado 18 de octubre de 2019 incrementará los precios de los seguros que cubren incendio, terrorismo, actos vandálicos, robo y rotura de vidrios de fachadas de empresas.

Aunque buena parte de los daños a grandes actores del retail –como las cadenas de supermercados– tienen contratadas este tipo pólizas, los precios que pagaban por éstas no serán los de antes, dado que las reaseguradoras internacionales aplicarán incrementos en los precios de los programas de reaseguros a las aseguradoras chilenas.

«Las reaseguradoras están viendo a Chile con un índice de riesgo distinto al que veían antes. Previamente, nuestro país era riesgoso por terremotos, inundaciones o maremotos. Hoy a ese cóctel de riesgo hay que sumarle el riesgo social-político», es parte del nuevo escenario que anticipó Álvarez sobre el incremento que reflejará el precio de estos seguros.

Indicó que estas primas ya están aumentando entre un 20 % y 70 %. «Todos los riesgos son distintos pero estamos viendo consistentemente la subida de precios, y eso se vio y se verá en las renovaciones de diciembre (2019) y las de junio de 2020 de los programas de reaseguro», indicó.

Álvarez explicó que cuando ocurren estos tipos de eventos, las grandes reaseguradoras quieren saber cuánto costará el siniestro y qué participación tendrán en el riesgo de los contratos de las compañías que están expuestas. «En función de cuál es el impacto probable que tendrá cada reaseguradora, va siendo informada del desarrollo de los eventos en reuniones con las compañías de seguros», detalló.

«En esos encuentros han manifestado que cuando se renueven los contratos, probablemente establecerán aumentos de las tasas para recuperar los impactos del evento y así mantener la sanidad del sistema», comentó. En ese sentido, aclaró que la prima es un porcentaje pequeño del monto que se asegura. Por ende, los precios de las pólizas son un valor menor al comparado con el riesgo que se corre o el monto que se paga en una indemnización. «La prima de los seguros va a subir producto de que hay un riesgo nuevo que se tendrá que tarifar», remarcó.

El ejecutivo advirtió que cambió la visión de riesgo país de Chile desde el punto de vista del mercado de reaseguros. «La incorporación de este riesgo político–social a la parrilla de riesgos que habitualmente eran la base de la evaluación de los riesgos de los programas de reaseguro por parte del mercado internacional, principalmente riesgos de la naturaleza, llegó para quedarse por un buen tiempo. No veo que en un futuro próximo los reaseguradores internacionales no vayan a considerar este tipo de riesgo cuando ponderen programas para las compañías locales», puntualió.

Hasta US$ 2.000 millones en costos

Álvarez explicó que una de las particularidades de la crisis social es que se ha extendido por mucho tiempo, «por lo que aún no hay una noción clara de cuál es el impacto real que ha tenido en diversos aspectos. Es así como, de acuerdo a cifras entregadas preliminarmente por la Cámara Chilena de la Construcción, los costos de la infraestructura dañada por los eventos producidos durante la crisis social alcanza los US$ 4.579 millones», detalló.

En el ámbito de la industria aseguradora, se estima que el impacto de la crisis fluctuaría entre los US$ 1.500 y US$ 2.000 millones como impacto total al mercado. Sin embargo, Álvarez reconoció que las cifras son dispares porque muchas compañías no han informado pérdidas definitivas. «Este es un evento que a la fecha no tiene la envergadura que tuvo el terremoto de 2010, que costó al mercado asegurador US$ 8 mil millones. La gran diferencia de este evento es que en alguna medida sigue en desarrollo», señaló.

Participación de las aseguradoras

Según las cifras al segundo semestre de 2018, publicadas por la Asociación de Aseguradores, Suramericana es una de las empresas que mayor participación tiene en los seguros de cristales con un 29 %, seguida por Bci Seguros con 27,4 %. En los seguros contra robo, Chubb Generales y BNP Paribas Cardif mantienen una participación de 30 % y 28 %, respectivamente.

Contra el terrorismo, quien lleva la delantera es Suramericana al tener el 28 % del mercado. Le sigue Mapfre con 25 %. Por último, en protección contra incendio, Liberty Seguros cuenta con una participación del 20,3 %. Más atrás se ubica Southbridge con 19 %.

Fuente.